Segundo Encuentro Binacional de Organismos de DDHH de Argentina y México

Segundo Encuentro Binacional

Los representantes de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA) participaron de esta jornada que se celebró en la ciudad de México DF. El primer encuentro se había realizado en Buenos Aires en el pasado mes de junio.

Muchas veces los defensores y defensoras de los derechos humanos vivimos tiempos difíciles por hacer lo que nos toca, por señalar los límites que tienen las autoridades en su actuación, por pedir que se aplique el Estado de Derecho, por exigir que haya justicia”, aseveró Luis González Pérez, director de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México y anfitrión del evento, en el comienzo de su alocución.

Tanto en Argentina como en México se vivieron episodios lacerantes, donde miles de personas desaparecieron. Hoy México lo sufre y en Argentina ese flagelo lo representa la lucha que encabezan las Abuelas de Plaza de Mayo, cuya motivación es que haya garantías de que lo que sucedió no vuelva a ocurrir”, añadió.

Del Encuentro Binacional –que se llevó a cabo hoy- participaron las Comisiones de Derechos Humanos de México y las Defensorías del Pueblo de Argentina. La jornada fue organizada por la Directora Ejecutiva de Política Institucional de la Defensoría del Pueblo porteña, Dolores Gandulfo, y estuvo compuesta por cuatro conversatorios, cuyas conclusiones se adjuntan acá:

-Conversatorio I: “Posturas de los organismos públicos de Derechos Humanos ante los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA)”
-Conversatorio II: “Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y los mecanismos de prevención”
-Conversatorio III: “La vigencia de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, a 60 años de su declaración y a 30 años de la Convención”
-Conversatorio IV: “Buenas prácticas en materia de migración”.

Nadie puede dejar de reconocer que este mundo cambió con la llegada del capitalismo y con el crecimiento de la producción de bienes y servicios. Esto hace que vivamos de una manera muy diferente a lo que sucedía hace 200 años atrás. Pero nada de esto puede ser llevado adelante sin justicia social y sin la defensa de los derechos de las personas. Y para que eso sea efectivo alguien debe controlarlo”, aseguró Ezequiel Sabor, en alusión al trabajo de las Defensorías del Pueblo de todo el mundo.

Quien continuó con esa idea fue el Defensor del Pueblo porteño y Presidente de Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), Alejandro Amor, quien aseguró que “es nuestra responsabilidad como Defensores y Defensoras del Pueblo la de fortalecer y ampliar estas instituciones en todo Latinoamérica y también en otros países donde paulatinamente se van apagando por voluntad del poder político”, dijo y ejemplificó: “¿Dónde están las Defensorías del Pueblo cuando se viven crisis como la de los migrantes en la isla de Lampedusa? Vemos a las organizaciones no gubernamentales (ONG’s) trabajando para brindar soluciones, lo cual está muy bien. Pero hay instituciones de carácter institucional que tienen esa obligación y deben cumplir su rol”.

Por último, Amor pidió que “la voz de quienes defendemos los derechos humanos tiene que establecerse institucionalmente en Naciones Unidas (ONU), en la Organización de Estados Americanos (OEA) y en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya que es en esos lugares donde se debaten cuestiones esenciales de derechos humanos. Debemos pelear para tener representación allí”.

Por ADPRA estuvieron también: Bárbara Bonelli, Defensora Adjunta de la Ciudad de Buenos Aires; Raúl Lamberto, Defensor del Pueblo de Santa Fe; Fernando Juri, Defensor del Pueblo de Tucumán; Ismael Rins, Defensor del Pueblo de Río Cuarto; y Rocío Fernández, Defensora del Pueblo de Escobar.

De la jornada participaron además: Ezequiel Sabor, Embajador de Argentina en México; Nakimo Matzumoto Benítez, Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz (CEDHV); José Raúl Montero de Alba, Procutador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato; Consuelo Olvera Treviño, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH); Joaquín Narro Lobo, Secretario Técnico del Consejo Consultivo de la CNDH; Juan José Zepeda Bermúdez, Presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Chiapas; y Alfonso Hernández Barrón, Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, entre otros.