Informe de Gestión 2018 de la Defensoría del Pueblo de Bariloche

En el marco de la presentación formal del Informe Anual de Gestión, la Defensora del Pueblo de Bariloche, Dra. Beatriz Oñate, compartió un resumen de los principales ejes de trabajo que se impulsaron desde la institución durante el año 2018. De la exposición que se desarrolló -hoy jueves 14 de marzo- en el Concejo Deliberante, participaron Concejales; el Jefe de Gabinete Municipal, Marcos Barberis; referentes de áreas municipales; de instituciones y organizaciones sociales; y vecinos de la ciudad. 

A continuación, se comparte el balance de la Defensora del Pueblo de Bariloche, Dra. Beatriz Oñate:

El 2018 fue un año de una fuerte presencia institucional, buscando en cada lugar que tuvimos esta presencia transmitir los valores y objetivos que la Institución profesa. Concepto de la Defensoría del Pueblo que trae consigo (ver Capítulo II) desde su historia y creación misma cambios de paradigmas, porque justamente viene esta Institución a buscar más protección para la ciudadanía, más protección ante posibles disfuncionalidades, inequidades, omisiones del sistema.

Pero no sólo de prevenir disfuncionalidades, también hablamos de buscar consolidar la misión de la Defensoría del Pueblo en la DEFENSA y DIFUSIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES, ello a través de la implementación de políticas públicas y su diseño, trabajar en pos de transmitir valores como la inclusión, equidad, justicia social, participación ciudadana , debate y discusión en la vida pública de la ciudad. Y como institución que defiende y protege por sobre todo a los sectores que son más vulnerados por el sistema, por la exclusión, por la inequidad, y por las deshumanidades.

Y justamente nuestra función en 2018 tuvo que ver con un eje fundamental de nuestro diseño de trabajo que engloba todo lo anteriormente mencionado cual es la construcción de ciudadanía.

Construcción que se dá a partir de la difusión de derechos, conocerlos, trabajarlos, aprenderlos, debatirlos, hacerlos propios.

Empoderamiento de los mismos, en cuanto entender que desde el momento mismo de la creación, reconocimiento y sanción de un derecho también está su ejercicio, su puesta en práctica y saber que ese poder que nos dá el derecho lo es en pos de mejorarnos, y que los derechos también se validan en el día a día en el cumplimiento, en el respeto y en su efectivo ejercicio.

Para lograr estos objetivos trazados, programamos diversas formas de trabajo, uno de ellos salidas a diferentes espacios de la comunidad,  Escuelas Primarias, secundarias, Universidades, Juntas Vecinales, Eventos de diversa índole proyectados en la difusión de derechos, en analizar y debatir ideas respecto de los mismos, buscar empoderarnos como instituciones, como ciudadanía, como seres humanos.

Actividades programadas por y con otras instituciones donde pudimos brindar nuestra mirada, y revalorizar, trabajar con perspectiva en Derechos Humanos, y que ello lleva implícito trabajar con perspectiva de género. Numerosas actividades interinstitucionales, lo cual nos llena de orgullo, porque en cada una de estas actividades nos reforzamos en los objetivos, nos revalorizamos en nuestras sendas diarias que vamos trazando. Trabajar en el cuidado de nuestras niñas, niños y adolescentes no sólo es urgente y vigente, también es garantizar la construcción de una sociedad de equidad.

A modo enunciativo menciono las jornadas con la Secretaría del Ministerio de Desarrollo Social, y la Secretaría de Justicia del Ministerio de Seguridad y Justicia, ambos de la Provincia de Río Negro, Delegación Migraciones, Desarrollo Social de Nación, Municipalidad de San Carlos de Bariloche con quien hemos trabajado en gran cantidad de àreas. Pero para no olvidarme de ninguna institución, invito a que vean en el desarrollo del informe que nombraremos a cada una de ellas, y nuevamente nuestro agradecimiento a su gran compromiso y predisposición al diálogo y al trabajo en equipo.

Porque el trabajo en equipo, y que trascienda estamentos jurisdiccionales, es señal de que los objetivos nos unen en la misma lucha, y ello es un buen punto de partida.

También el 2018 fue un año signado por los reclamos colectivos que tuvieron coincidencia y que, hablando de trascender jurisdicciones, fueron reclamos que nos unieron como barilochenses, rionegrinos, y también en cada provincia como argentinas y argentinos, quienes sintieron los impactos negativos de muchas políticas que se trazaron en desmedro de sectores ya no sólo más vulnerados, sino también de los sectores de trabajadores, y pequeños y medianos productores.

No fue un año fácil, ya que fue el reclamo una constante. Pero ver el reclamo como un síntoma social nos puede ayudar a esgrimir nuevas políticas públicas y corregir el camino.

Trazar nuevos diseños y opciones pueden ser diagnóstico de que se escucha al pueblo, se escucha a la ciudadanía. Ahora su falta de escucha constante puede llevar a la injusticia, a la inequidad, y a la arbitrariedad. Este reclamo constante muestra que las cosas no marchan como debieran, que la paz social comienza a tener síntomas de anomalía.

Y trayendo a colación y rememorando palabras del Papa Francisco me permito traer un concepto por él esbozado: “la buena política está al servicio de la paz”.

Cuando el ejercicio del poder político apunta únicamente a proteger los intereses de ciertos individuos privilegiados, el futuro está en peligro y los jóvenes pueden sentirse tentados por la desconfianza, porque se ven condenados a quedar al margen de la sociedad, sin la posibilidad de participar en un proyecto para el futuro.

En cambio, cuando la política se traduce, concretamente, en un estímulo de los jóvenes talentos y de las vocaciones que quieren realizarse, la paz se propaga en las conciencias y sobre los rostros. Se llega a una confianza dinámica, que significa “yo confío en ti y creo contigo” en la posibilidad de trabajar juntos por el bien común. La política favorece la paz si se realiza, por lo tanto, reconociendo los carismas y las capacidades de cada persona. «¿Hay acaso algo más bello que una mano tendida? Esta ha sido querida por Dios para dar y recibir. ….Junto con el corazón y la mente, también la mano puede hacerse un instrumento de diálogo»

Cada uno puede aportar su propia piedra para la construcción de la casa común. La auténtica vida política, fundada en el derecho y en un diálogo leal entre los protagonistas, se renueva con la convicción de que cada mujer, cada hombre y cada generación encierran en sí mismos una promesa que puede liberar nuevas energías relacionales, intelectuales, culturales y espirituales.

Una confianza de ese tipo nunca es fácil de realizar porque las relaciones humanas son complejas. En particular, vivimos en estos tiempos en un clima de desconfianza que echa sus raíces en el miedo al otro o al extraño, en la ansiedad de perder beneficios personales y, lamentablemente, se manifiesta también a nivel político, a través de actitudes de clausura o nacionalismos que ponen en cuestión la fraternidad que tanto necesita nuestro mundo globalizado.

Hoy más que nunca, nuestras sociedades necesitan “artesanos de la paz” que puedan ser auténticos mensajeros y testigos de Dios Padre que quiere el bien y la felicidad de la familia humana. (Mensaje del Papa Francisco en Celebración de 52 Jornada Mundial para la Paz. La buena política promueve la participación de los jóvenes y la confianza en el otro)

Por todo ello, me permito incorporar un nuevo término a la figura de la Defensoría del Pueblo, que es ser “artesanos de la Paz”.

Porque mientras los derechos sean respetados y reconocidos, y los reclamos sociales disminuyan porque sus expectativas han sido cumplidas podemos decir que existe paz.

Por ello conceptos como justicia social, equidad, inclusión, calidad de vida y paz son conceptos que se retroalimentan y que son componentes necesarios para una sociedad digna de ser vivida.

Ese es nuestro desafío y nuestro norte, una sociedad que sepa construir un lugar de calidad para cada ser humano y que sea considerado en esta sociedad por su condición de tal y pueda lograr su realización plena.



Prensa, Comunicación y Relaciones Institucionales
Quaglia 740 San Carlos de Bariloche
Rio Negro CP: 8400
(+54) 294 15 4665062
(+54) 294 4424121- 4423147
prensa@defensoriabariloche.gob.ar
www.defensoriabariloche.gob.ar
Twitter: @DefensoriaBche
Facebook: @defensoriadebariloche