Argentina y México, unidos por los derechos humanos

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue escenario ayer y hoy del Encuentro Binacional de Organismos Gubernamentales de Derechos Humanos de Argentina y México organizado en conjunto con la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA) y la Comisión de los Derechos Humanos de México. Se tocaron temas sensibles como la migración, la situación de los más jóvenes y las políticas de prevención de la tortura.

Del encuentro participaron, además de las Comisiones de Derechos Humanos de México y las Defensorías del Pueblo de la Argentina, el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj; el secretario General y de Relaciones Internacionales del Gobierno porteño, Fernando Straface; el director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Agustín Salvia; la designada Defensora de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, Marisa Graham; la secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, Consuelo Olvera Treviño; la embajadora de México en la Argentina, Mabel Gómez Oliver, y la Presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Gabriela Agosto, entre otros destacados dirigentes.

“La construcción de muros profundiza la violación de los derechos humanos, los puentes sirven para su defensa integral”, expresó Alejandro Amor, Defensor del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y presidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), que junto con la Comisión de los Derechos Humanos de México organizaron la jornada.

Amor sostuvo también que “se necesitan Defensorías del Pueblo con independencia de los poderes políticos y autarquía financiera, para poder actuar con absoluta legitimidad y contundencia”. En ese sentido remarcó que “los Defensores y Defensoras tenemos la obligación de proponer políticas de estado a largo plazo” .

Por su parte, Fernando Straface reivindicó “el profundo dialogo institucional que el Ejecutivo local tiene con la Defensoría. Un intercambio no solo de ideas, sino de acciones conjuntas. Nuestra presencia no es solo protocolar, refleja ese trabajo y dialogo institucional”. Además, destacó la hermandad entre Argentina y México, y entre Buenos Aires y México DF, así como el compromiso de la Ciudad con la Agenda 2030 y los objetivos de Desarrollo Sostenible.

Gabriela Agosto se refirió a la labor de ese espacio de articulación entre organismos del Estado y afirmó que la Agenda 2030  “nos incita a una planificación estratégica en políticas sociales, económicas y medio ambientales”.

Asimismo, Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, llamó a fortalecer el rol de las instituciones públicas que velan por los derechos de todos los ciudadanos y definió a los derechos humanos en Argentina como “una política de estado abierta, trasversal e integral”.

Consuelo Olvera Treviño, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se refirió a la importancia de la puesta en común entre los organismos presentes así como la conformación de una red de “apoyo mutuo”: “Estamos aquí porque la Verdad, la Memoria y la Justicia, la libertad de expresión, el respeto a la integridad y la dignidad, y la promoción de los valores democráticos son el camino para lograr el desarrollo desde una perspectiva sostenible”.
El encuentro, que se extendió por dos días, fue organizado por la Unidad de Política Institucional de la Defensoría del Pueblo porteña -a cargo de Dolores Gandulfo-, y estuvo compuesta de paneles y mesas de trabajo que buscaronn reflexionar y discutir diferentes temáticas relacionadas a los derechos humanos, tales como la promoción de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales; el rol de los organismos de derechos humanos, las políticas públicas en torno a los derechos de los y las migrantes; y los derechos de los niños, niñas y adolescentes.