Primer Plenario de ADPRA de 2018

PLENARIO 2

Ésta mañana se realizó la apertura del primer plenario del año de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina en la Ciudad de Viedma, junto al gobernador de Río Negro, Alberto Edgardo Weretilneck, el vicegobernador Pedro Pesatti, el intendente de Viedma, José Luis Foulkes, el presidente de la Cámara de Diputados de esa ciudad, Mario Francioni y su Defensora del Pueblo, Adriana Santagati. El mismo se lleva a cabo en la Legislatura de la Provincia de Río Negro.

Si bien en el día de ayer los defensores y el vicegobernador de la provincia formaron parte de un homenaje a los caídos en Malvinas y realizaron un seminario sobre los derechos de adultos mayores, la apertura formal del plenario se dio esta mañana con las palabras de bienvenida del Gobernador Alberto Weretilneck.

Entre los puntos que se han de tratar, Alejandro Amor destacó que “Algunos son de carácter provincial o regional y otros competen a toda la Argentina, como lo es el tema de las tarifas. Los Defensores desde la primera audiencia hasta hoy hemos fijado nuestra posición frente al cuadro tarifario. Creemos que es una oportunidad para plantear un modelo energético y un cuadro tarifario común entre todas las fuerzas políticas, que vaya junto a los incrementos salarios y que no afecte los ingresos de las personas para que no queden en situación de lo que se denomina pobreza energética. Esto debe ser una política de Estado”.

Respecto al rol que cumplen las defensorías en Argentina, el presidente de ADPRA, aseguró Tenemos el deber de darle una mejor Argentina a las generaciones futuras, por eso los Defensores del Pueblo nos ponemos a disposición para lo que sea necesario. No somos oposición, ni adversarios, ni instituciones que confronten con la administración. Tenemos un rol distinto: lo que buscamos es siempre a través de la responsabilidad y el diálogo llevar una solución a una persona a la que se le vio vulnerada algún derecho. Ese es nuestro compromiso y nuestra responsabilidad”.

Por su parte ,el Gobernador de Río Negro, se refirió a la relación entre el Estado y las Defensorías y explicó que “Este es un momento importante, y sobre todo difícil. Porque cuando hay normalidad institucional, normalidad social, normalidad política, normalidad económica, cuando las cosas están fluyendo todo es fácil. Pero cuando tenemos momentos de conflictividad o de choque de intereses o de tensiones es verdaderamente donde el Estado tiene que arbitrar como garante de la normalidad social, institucional, económica y política. Y las Defensorías del Pueblo forman parte del Estado”.