ADPRA, INADI y el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, juntos contra la discriminación y la xenofobia en Mar del Plata

InadiMDQ01

La Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires se dieron cita este viernes 19 a las 11 en la ciudad de Mar del Plata para inaugurar un servicio de denuncias y asistencia a las víctimas por actos de xenofobia y racistas registrados en el lugar en los últimos días. La Defensoría del Pueblo de Mar del Plata adaptó además parte de sus instalaciones para funcionar como boca de recepción de denuncias del INADI.

Estas acciones se enmarcan en un convenio general firmado con el INADI y obedecen a la serie de denuncias públicas sobre estas agresiones reiteradas, que tuvieron como víctimas a representantes de diferentes minorías, las organizaciones sellarán un compromiso de defensa de la erradicación de la discriminación, el racismo y la xenofobia en la ciudad marítima.

El último suceso repudiable, realizado por un grupo neonazi que ya había pintado esvásticas en la ciudad de Mar del Plata y agredido físicamente a distintos ciudadanos, se produjo esta semana cuando amenazó de muerte al titular de la Asociación Marplatense de Derechos a la Igualdad (AMADI), Javier Moreno, al irrumpir en un local de su propiedad con palos en sus manos y dejar pintadas esvásticas en las paredes.

El acto de repudio se realizó en el Hotel Boulevard Marítimo, Avenida Patricio Peralta Ramos 2543, Mar del Plata y estuvieron presentes el presidente de ADPRA y Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor; el interventor del INADI, Javier Alejandro Bujan; el Defensor del Pueblo de Mar del Plata, Fernando Rizzi; el Director Provincial de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Hernán Gómez; la Directora General de Derechos Humanos del Municipio de General Pueyrredón, Sonia Rawicki y representantes de diversas organizaciones comprometidas con el rechazo de este tipo de agresiones que no pueden volver a ocurrir nunca más en una sociedad democrática como la argentina.

Alejandro Amor expresó su solidaridad con las víctimas y destacó que «no hay que minimizar nunca estos hechos. No creo en la tolerancia, creo en la convivencia. Cuando convivimos es porque aceptamos al otro de manera integral. Desde nuestro lugar, tenemos la obligación de actuar y ponernos al servicio de las personas que son víctimas de estas situaciones. El funcionario que no tenga voluntad de asumir ese compromiso, que deje el cargo y se vaya a su casa».

Por suparte, Javier Bujan señaló que una de las líneas de trabajo del INADI  corresponde a la protección de derechos. «Todo aquel que se sienta agredido, puede hacer un reclamo en la Mesa de Denuncias que comienza a funcionar desde hoy en la Defensoría del Pueblo de General Pueyrredón», destacó Bujan.

Finalmente, Fernando Rizzi agradeció la presencia de los titulares de ADPRA y del INADI y celebró el trabajo en conjunto.